Blogia
Una mirada alrededor

De inspiraciones, arte y curas

De inspiraciones, arte y curas

Foto ganadora del Concurso de Carteles de Carnaval (Huesca).



En algún lugar leí -¿o me lo contaron?- que un día que a Picasso se le había ido la Inspiración de vacaciones, se presentó una hija del pintor en su estudio e, inadvertidamente, manchó la suela de sus zapatitos con pintura cuyo rastro fue dejando sobre una tela blanca que su padre había depositado en el suelo. El artista, reivindicando con su firma aquel azar, enmarcó el fruto del recorrido infantil y, al parecer, vendió la obra a algún coleccionista de rúbricas -que no de Arte-.

El diseñador del cartel del Carnaval de la capital oscense no ha necesitado llamarse Picasso para vender una obra plástica donde la calidad debe estar escondida entre los pixeles de los retoques. Han sido suficientes las lamentaciones del Obispado y un par de docenas de cartas de protesta de cristianos viejos para darse a conocer en el concurrido mundo del Arte.

¿Habrá algún acto de desagravio en la Catedral de Huesca y alguna Pastoral de Monseñor Rouco Varela asegurando que el ya famoso cartel confirma la persecución laica contra el Catolicismo?

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Una mirada alrededor -

Realmente no creo que el Opus esté muy presente en la vida oscense. Lo que ocurre es que la "moralina de botafumeiro" de la Conferencia Episcopal se ha extendido por los Reinos de las Autonomías.
Gracias por tu aportación.
Saludos.

carlos -

Esa foto es la de la polémica??? xDDDDD. ¿Hay muchos del Opus en esa ciudad?
Deberian disfrazarse todos los habitantes de arzobispos por lo menos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres