Blogia
Una mirada alrededor

Les années mortes

Joe Rebholz

"Iraq Memorial": Joe Rebholz


«Los soldados estadounidenses van a la guerra de Irak a efectuar una tarea que viene de Dios».- Sarah Palin.


«Malditas sean las guerras y los canallas que las apoyan».- Julio Anguita.


Monsieur le Président
je vous fais une lettre
que vous lirez peut-être
si vous avez le temps.
Je viens de recevoir
mes papiers militaires
pour partir à la guerre
avant mercredi soir.
Monsieur le Président:
je ne veux pas la faire,
je ne suis pas sur terre
pour tuer des pauvres gens.
C’est pas pour vous fâcher
il faut que je vous dise.
Ma décision est prise:
Je m’en vais déserter.

Depuis que je suis né
j’ai vu mourir mon père,
j’ai vu partir mes frères
et pleurer mes enfants.
Ma mère a tant souffert
elle est dedans sa tombe
et se moque des bombes
et se moque des vers.
Quand j’étais prisonnier
on m’a volé ma femme
on m’a volé mon âme
et tout mon cher passé.
Demain de bon matin
je fermerai ma porte
au nez des années mortes,
j’irai sur les chemins.

Je mendierai ma vie
sur les routes de France,
de Bretagne en Provence,
et je dirai aux gens:
“Refusez d’obéir,
refusez de la faire.
N’allez pas à la guerre.
Refusez de partir”.
S’il faut donner son sang
allez donner le vôtre.
Vous êtes bon apôtre,
Monsieur le Président.
Si vous me poursuivez
prévenez vos gendarmes
que je n’aurai pas d’armes
et qu’ils pourront tirer.
-BORIS VIAN: "Le déserteur"-


Señor Presidente:
Le escribo esta carta que quizás usted lea si tiene tiempo. Acabo de recibir la orden de ir a la guerra antes del miércoles por la tarde.
Señor Presidente: No voy a ir. No he venido a este mundo a matar pobres desgraciados. No pretendo molestarle, pero he de decirle que mi decisión es firme. Voy a desertar.

Desde que nací he visto morir a mi padre, partir a mis hermanos, llorar a mis hijos… Mi madre murió de tanto sufrimiento y, bajo tierra, se burla de las bombas e incluso de los gusanos.
Cuando estuve preso me robaron la mujer, el alma y todo mi pasado.
Mañana por la mañana, muy temprano, les daré con la puerta en las narices a aquellos años muertos y me echaré al monte.
Arrastraré mi vida por los caminos de Francia y, de Bretaña a Provenza, diré a las gentes: “Negaos a obedecer, a colaborar. No vayáis a la guerra. Negaos a partir”.

Si hay que derramar sangre, derrame usted la suya y sea un buen apóstol, Señor Presidente.

P.S.- Si ordena que me persigan, diga a sus agentes que no llevaré armas y que podrán dispararme.
-Traducción libre-


A PROPÓSITO DE LE DÉSERTEUR
En la composición inicial realizada por Boris Vian, los dos versos finales rezaban: “...que yo tendré un arma y sabré dispararla”. Un amigo suyo le pidió modificarlos para preservar el alegato pacifista del tema. Boris Vian aceptó.

Boris Vian, artista multifacético, antimilitarista, ateo, provocador y voyeur excepcional de la época que le tocó vivir, falleció en 1959 a los treinta y ocho años.


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

Una mirada... -

Pues sí, Esperanza. Los belicistas de despacho planifican el servicio a la patria -y quien dice a la patria dice al imperio o a las obsesiones particulares del mandamás de cabecera- para que sean otros quienes rescaten pseudohonores y experimenten las novedades tecnológicas que destrozan/destruyen a otros seres humanos…
Guerras de salvación, llaman algunos al acto de asesinar en nombre de… ¿de qué? E incluso se ha llegado a hablar de guerras justas y guerras injustas, como si la estrategia de destrucción organizada pudiera ser menos horrenda en función del adjetivo que se añade. Todo un tratado de cómo la Humanidad se presta a repetir esquemas erróneos.

Un saludo.

Esperanza -

Las guerras... Jamás acabarán. Los gobiernos dedican a la inversión e investigación de armamento ingentes cantidades de dinero que hay que darles salida y la única manera son las guerras. Pero lo "curioso" es que siempre las padecen las gentes humildes. Disfrazadas de "salvación" movilizan a las pobres gentes ignorantes, muchas veces analfabetas, que en su ingenuidad tan solo buscan una vida mejor. Tropas mercenarias llenas de jóvenes que no encuentran salidas profesionales y usan el éjercito como último recurso para poder subsistir. Sin salir de España ¿ alguien se ha fijado en las caras de los soldados? Muchos, muchos hispanoamericanos. ¿y en el ejercito Norteamericano? Idem del lienzo... Lo que hace la necesidad........

Una mirada... -

...pero lo cierto es, Trini, que los argumentos de promoción de las guerras -porque a las guerras también se les aplica la mercadotecnia- suelen llevar alguna divinidad en el papel protagonista.

Otro abrazo para ti.

Trini -

Cada vez que un "lumbreras", léase politico, de cualquier faz, mezcla las palabras guerra y Dios, me pone la sangre negra. Es algo, para mí, tan contradictorio...Aunque sé, que multitud de guerras se han hecho y se harán en nombre de Dios. Una manera como otra cualquiera para engañar al pueblo.

Me ha gustado mucho esta prosa, gracias por haberla traducido.
Odio las guerrras y a todo el que la ensalza, o, como dice Anguita, la apoya.

Un abrazo
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres