Blogia
Una mirada alrededor

Aeternalis

Dryad

"Dryad": Meredith Bricken Mills


No te buscaré en la marmórea gruta en cuyo umbral fenecen, con los tallos dolorosamente sajados, las rosas que poblaron tus días contados, sino en el haz orgulloso de las hojas perennes cuya savia rutila en las inasibles cabelleras de las ninfas que ayudan al cierzo a pronunciar tu nombre.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

9 comentarios

Una mirada... -

En el formato a toda pantalla se aprecia a la dríada escondida dentro del árbol, encubierta entre el follaje y mirando atentamente, aunque sí es cierto que, al reducir el tamaño, la composición pictórica adquiere una dimensión inquietante. Muy buena visión la tuya, Tío Antonio.

Gracias por vuestros gentiles comentarios y un cordial saludo.

tio Antonio -

Bonito texto. Pero el dibujo me inquieta ¿Es un pavo real con pinta de dragón? ¿O un dragón con pinta de pavo real?

Panurgo -

Me quito el sombrero. Vaya texto...!

bettyylavida -

Muy elaborada...y bonita

monocamy -

- y el viento, aleteando con afán, secundó aquel anhelo susurrando miel y cerezas -

Cómo me gusta leerte. :)

froymario -

Yo me sigo preguntando de donde sacas un lenguaje tan selecto, bárbaro, genial! Saludotes...

felipe -

claro, pronunciar EL NOMBRE, el gran homenaje nada trivial

Trini -

"No te buscaré en el helor de la muerte, sino en el benigno fuego de la vida."

Precioso, me ha gustado mucho, pura poesía.
Besos muchos

Nicolás -

"en las inasibles cabelleras de las ninfas que ayudan al cierzo a pronunciar tu nombre."
Muy bien, un texto muy logrado. Enhorabuena.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres