Blogia
Una mirada alrededor

Alma Mater floreat quae nos educavit

wchapel

"Surrealistic art": Richard Wazejewski


En los primeros siglos de existencia de la Iglesia Católica, ésta supo congregar a su alrededor las conciencias del pueblo convirtiendo los mitos y creencias precristianas en sucesos auspiciados por el Ser Supremo y sus legiones de santos, vírgenes, eremitas y ángeles bondadosos -aunque de espada contundente cuando se trataba de castigar a fieles imposibles-. Las creencias colectivas en entes mágicos invariablemente unidos a los elementos y recursos de la Naturaleza, se aglutinaron en torno a un Dios único y omnipresente, cuyas acciones se describen, con profusión de detalles escabrosos, en el Libro Sagrado, exponente universal de aberraciones que deberían ser objeto de estudio en los departamentos de Psicopatología de las Universidades, a fin de desentrañar y exponer, de una vez, las malformaciones de la personalidad del que presentan como Creador y Juez Supremo.


Ese arte milenario de oscurantismo y reconversión mitológica, que tan excelentes resultados ha dado a la todopoderosa Iglesia Católica -a costa de esclavizar las mentes y los cuerpos de millones de seres humanos a lo largo de la historia- sigue en permanente desarrollo, adaptándose a los nuevos tiempos. Y así, a la imparable pérdida de privilegios nacional-católicos la denominan “persecución contra la Iglesia”, y, en una de las piruetas del más difícil todavía -si acaso para los jerarcas católicos hay algo difícil- unen la calidad de la enseñanza al tratamiento de Su religión como asignatura evaluable en todos los niveles educativos.


Olvidan los embajadores de aquel cuyo Reino no es de este Mundo que los criterios para considerar válido o no el Sistema Educativo no pueden establecerse partiendo de la subjetividad de la fe. Si la calidad de la enseñanza se halla enfangada no se debe a la desaparición de los crucifijos de las paredes de los Centros Escolares sino al escaso interés de los diferentes gobiernos para dotar de medios y contenidos a aquella que debería ser el cimiento más poderoso para el desarrollo pleno de la persona y, por extensión, del país.


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

14 comentarios

merin aspic -

¿Religión en la escuela? No, gracias. Estoy de acuerdo con Black. Los políticos, que cobran sus sueldos de nuestros impuestos, deberían mejorar la calidad de la enseñanza, que cada vez es peor, y no usar la escuela para adoctrinar a los niños.

Y me da igual el Dios de madera del que estemos hablando.

Saludos a todos

Una mirada... -

Pues llevas razón, Black: La Educación no puede ser otro vaivén más de la alternancia política; pero esto último es lo que parece -y lo es-. La Revolución Educativa, la que realmente debería llevarse a cabo, todavía queda lejos.
Besos.

**********


Pero ya ves, Tío Antonio. Parece ser que todavía estamos en la disyuntiva entre galgos y podencos. Una pena.
Un saludo.

**********


Es que los poderes terrenales son más suculentos que las posibles/imposibles consecuencias del Juicio Final, Felipe. Dios está lejos incluso para aquellos que dicen hablar en su nombre.
Un abrazo.

**********


No estoy especialmente puesto en las sentencias de don Karl, Nicolás, pero, efectivamente, la tragicomedia es el género más aproximado para definir determinadas actuaciones, aunque, puestos a dejar a un lado lo políticamente correcto, quizás habría que definirlas como bufonadas.
Saludos para ti.

Nicolás -

¿Fue Marx quien dijo que la historia se repite, que primero sucede como tragedia y luego como comedia? No lo sé. Pero sí sé que están haciendo el ridículo: están ya en retirada y no saben cómo llamar la atención para que no se note su fracaso.

felipe -

que lejos está la Iglesia Católica (y otras en otros lares) de separse de la tentación de los poderes terrenales y regresar a su misión en el yermo, su caminar en la silenciosa prédica de la re-ligión. Por cierto psará demasiado tiempo aún para que la veamos así.

tio Antonio -

Más que religión, lo que haría falta es una asignatura, que podría llamársele "educación ciudadana", o algo así. Es decir, una enseñanaza destinada a mejorar nuestras relaciones con los demás.

Aparte, el que quiera estudiar religión, que lo haga.

Black -

En vez de tantos rollos con la religión debiéramos preguntarnos por qué estamos a la cabeza de la UE en lo que respecta al fracaso escolar.

Tampoco me parece de recibo en que este gobierno se empeñe en igualar a los estudiantes por debajo. No creo que con eso se solucione el fracaso escolar más bien al contrario.

Lo penoso del tema es que ningún gobierno sea capaz de conseguir una ley de consenso. Como se la Educación fuera un problema de partido y no de Estado. Eso es lo preocupante...

Una mirada... -

Perdón..."exclusivamente" con X. Se me "escapó" la S.

Una mirada... -

Esa es la cuestión, Trini, que desde algunos medios se está hablando de "Manifestación contra la LOE" cuando la realidad reflejada ayer fue bien distinta.
¿Habrá algún gobierno capaz de sacar adelante unas leyes que dignifiquen la Enseñanza y la doten de los medios y el protagonismo que, por su importancia, merece?
Otro abrazo para ti, compañera.

**********


De acuerdo contigo, Avería. La enseñanza de doctrinas y creencias tiene, también, sus lugares: La propia familia y los templos de culto. Los Centros Educativos deben transmitir, esclusivamente, conocimientos y actitudes universales.
Cordiales saludos.

**********


Entiendo, Froymario, que se trata de una metáfora; seguramente, si se pudiera acceder al pensamiento de quienes pretenden imponer su(s) doctrina(s) se observaría que es el Poder y no el bienestar ajeno lo que alienta sus actos.
Sañludos.

**********


Bueno, Ángel, no se trata de lo que yo defienda sino de la aconfesionalidad del Estado que viene reflejada en la propia Constitución.
Por otra parte, no creo que se pueda aplicar el principio de "gobierno de las mayorías" en las religiones, dado que sus principios distan mucho de ser democráticos. Los Estados Democráticos no pueden ni deben establecer premisas en función de las creencias personales o de la preponderancia de una pigmentación de piel en un grupo numeroso de ciudadanos. Se legisla para creyentes y no creyentes y precisamente la aconfesionalidad es el baremo más escrupuloso para evitar la discriminación de unos y/u otros.
Saludos.

Ángel -

Lo que has escrito es razonable porque alguna vez afirmaste que defendías el laicismo, ¿pero por qué no se va a poder estudiar el catolicismo en los colegios cuando la mayoría de los españoles son católicos?

froymario -

A veces quisiera que les abrieran la cabeza a algunos para saber si lo que tienen dentro realmente son neuronas funcionales o si realmente tienen algo que hacer que no sea su interés sobre el de los demás...

PS Posiblemente soy un intolerante, pero no puedo aceptar que la gente haga semejantes estúpideces pasando por alto cosas que realmente importan como la educación...

Averia -

Yo pienso que la religión debería ser una alternativa, el poder elegirla y que no te la impongan, tanto la católica como cualquier otra. No creo que la religión en las escuelas vaya a mejorar mucho la enseñanza.

Trini -

Aquí lo que pasa es que, por intereses politicos se están mezclando "churras y merinas".
Que la enseñanza va mal en este país es un hecho, como madre de estudiantes en el momento de la inauguración de la LOGSE, lo he comprobado y sufrido, cosa que el PP en su mandato no se molestó en corregir. Ahora no estoy muy puesta en educación desde luego, pero tengo claro que el problema, la manifestación de ayer, tiene más que ver con politica, religiones, y demás intereses que con Educación, Enseñanza y Escolarización.

Un abrazo

Una mirada... -

El escrito, Froymario, viene al hilo de la manifestación que tuvo lugar, ayer, en Madrid, y en la que, la Iglesia Católica (coaligada con la derecha que no ha asimilado que perdió las elecciones) aseguraba reivindicar la calidad de la enseñanza, cuando, en realidad, sus pretensiones son seguir siendo la acaparadora del devenir social. Como digo, la excusa era denunciar la ley educativa del gobierno, pero los verdaderos motivos eran exigir más financiación a su “empresa teocrática” y sus centros educativos y hacer de la Religión Católica una asignatura clave, también en los centros públicos, para pasar de nivel y acceder a la Universidad. Pretenden, además, que quienes no estudien la doctrina católica, tengan como materia obligatoria una asignatura llamada “Hecho religioso”, haciendo bueno aquel refrán (no sé si existe en tu país) que dice: “Si no querías caldo, tazón y medio”.
Saludos a ti y gracias por tu interesante aportación.

froymario -

Muy interesante el tema de la religión, siempre he discutido la forma de maniulación sútil a la que están sujetos los individuos que se congregan en este círculo. Aunque te refieres solamente a la religión católica creo que aplica para muchas otras sin ser invasivo. Y si, de hecho muchas de las escuelas privadas incluyen a la religión como asignatura, lo cual me parece patético, pero en fin. Finalmente me gustaría comentar que vivo en una ciudad donde me atrevería a decir que el 80% de la población si no es que más es católica o al menos religiosa, con tradiciones tan arraigadas que dan miedo, aunque yo creo que la gente necesita definitivamente creer en algo en estos tiempos y en que más que en lo que no conocen o no se explican; dejo en claro que no me parece mala la creencia religiosa, me parece perverso el fanatismo en el que han caído muchos...saludos
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres