Blogia
Una mirada alrededor

Lo riu és vida

vue_lointaine

"Vue Lointaine": Bruno Marini


Calixto desciende el último del autobús; mira a unos y a otras que, entre risas y ligeros empujones, sacan del maletero banderas, pancartas y mochilas. Calixto, el sordomudo de Casa Viscasillas, dibuja palabras en el aire de aromas salinos y la señorita Valvanera, la vieja maestra, le tiende una pequeña mochila rojinegra que él se apresura a apretar contra su pecho.
-¡Deberiais guardar esto en el maletero!-, grita el conductor tendiendo dos guitarras, ahora enfundadas, que han acompañado los cánticos y retahílas de los festivos viajeros a lo largo de todo el trayecto.
Un sonido similar al que produce el aire cuando se desinfla un globo anuncia el cierre de las puertas del autobús. El grupo avanza, como si de un solo cuerpo se tratara, hacia el punto de encuentro.


Cataluña es ahora mismo un país sin ríos. Los han secado o contaminado casi todos. Por algunos de ellos, la única agua que circula es la de las depuradoras. La mayor parte de los acuíferos están contaminados. Y ahora quieren exprimir el Ebro. Esto sí, despacio, no sea cosa que la gente se dé cuenta de lo que realmente está pasando

Nosotros sabemos que el Ebro ha sido un gran río. Pero también sabemos que ya no lo es, que está en crisis. Nuestro río ya hace años que no puede asegurar el buen estado del Delta. La salinización, la regresión y el hundimiento del Delta no se paran. Actualmente hay muchos estudios sobre el Delta, pero no hay ningún tipo de actuación estratégica realmente efectiva. Por no hacer, ni siquiera han sido capaces de defender el caudal medioambiental aprobado por la Comisión por la Sostenibilidad, y con el apoyo del Parlamento catalán, el pasado 28 de diciembre de 2007. El gobierno central ha dicho que no tendrá en consideración este acuerdo.

El gobierno de Cataluña está demostrando que es incapaz de gestionar una sequía que, por otro lado, era perfectamente previsible. Hay una potente campaña mediática en la que se muestra un país con los embalses vacíos y la población angustiada porque se anuncian nuevos meses de restricciones en el uso del agua si no se hace el trasvase del Ebro.

La lucha de las gentes del Ebro ha sido siempre firme, clara y digna. No habríamos podido modificar la ley del PHN sin la ayuda inestimable de mucha gente como la de Barcelona y su área metropolitana, la de la Catalunya central, la de las comarcas gerundenses, la de la tierra firme, la de la cuenca del Júcar, la ayuda de la comunidad científica, de las grandes y pequeñas organizaciones ecologistas y, como no puede ser de otra manera, de nuestros amigos y amigas de Aragón, con los cuales nos une la lucha por la defensa de un mismo río que nos vertebra y en muchos casos nos da identidad. Un recuerdo fraternal a las gentes del Pirineo, que luchan como nosotros para evitar las agresiones al Ebro. Contra los embalses y la destrucción que conllevan: ¡Yesa no! ¡Ni Mularroya! ¡No más pantanos! ¡No más embalses!

Y ahora, nuestro gobierno nos ha dejado solos. Dicen que son 5 millones y medio de personas que necesitan agua de boca. Y no es verdad. La realidad es que somos 7 millones de personas que queremos avanzar juntos para hacer un país mejor y más próspero. Un país donde no haya ciudadanos de segunda y donde el equilibrio territorial sea algo más que una frase electoral. Un país donde se preserven los recursos naturales en buen estado para futuras generaciones, donde las personas estén por delante de los intereses privados.

Afirmamos que esta sequía ha sido mal gestionada, que los responsables deben dimitir, empezando por el Consejero de Medio ambiente, Francesc Baltasar. Afirmamos que las medidas espectaculares que se están empleando (como son los barcos, el estado de emergencia, etc.) son para justificar la mercantilitzación de la gestión del agua en Catalunya. Con cargo al pueblo, y con el dinero de todos, favorecerán intereses privados. Constructoras, grupos bancarios y lobbys de gestión del agua se frotan las manos por el negocio que harán.

Sólo les falla una cosa: ¡¡LLUEVE!! Siempre han dicho que el problema es de unos cuantos hectòmetros cúbicos. Primero eran 30 hectòmetros del Segre, después 50 hasta junio de 2009. Pues bien, actualmente la lluvia ha hecho desaparecer este déficit, ha dejado en los embalses del Ter-Llobregat los hectòmetros cúbicos que querían, y sigue lloviendo. Por lo tanto, si nos decían la verdad y el agua sólo la necesitaban hasta que estuvieran las desaladoras en marcha, no hay ningún motivo para hacer la interconexión CAT-ATLL. Gastar más de 200 millones de euros de todos nosotros en esta obra, es dinero tirado sin ninguna justificación.

Pedimos, por lo tanto, al gobierno del Estado que derogue el decreto 3/2008 y posteriores, y al gobierno de la Generalitat de Cataluña que se aplique en coordinar las políticas de gestión del agua, de los regadíos, de los planes urbanísticos, para hacerlas compatibles con la salud y la recuperación de los ríos y de los acuíferos, que son las verdaderas arterias que articulan y alimentan la vida de un país.

¡¡No hay ninguna excusa para hacer el trasvase del Ebro!!
Los transvasaments no són la solució!!
Visca les Terres de l’Ebre!!
Amposta, 18 de maig de 2008

-Manifiesto leído por el escritor Emigdi Subirats al finalizar la manifestación -

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres