Blogia
Una mirada alrededor

Zigeuunerlager

thelostparadise

"The Lost Paradise": Michael P. Ammel


El 16 de mayo de 2008, Asociaciones Gitanas de toda Europa recordaban la Rebelión Romá en Auschwitz, en sentido homenaje a los más de 6000 gitanos que, sesenta y cuatro años atrás, se enfrentaron, con palos y piedras, a las SS en un desesperado -y frustrado- intento de vender caras sus vidas. La asonada de aquellos hambrientos y desharrapados seres humanos no les libró de la muerte unos días después, pero supuso la primera toma de conciencia colectiva, la primera renuncia a esa especie de sentimiento trágico que había ido acompañando a los gitanos europeos en su casi obligado nomadeo entre la incomprensión, las penurias y -tantas veces-, el horror.

A los reunidos en el actualmente silencioso campo del horror, en el lugar donde antaño estuvo situado el Zigeuunerlager -campo de gitanos-, les llegaba, no obstante, un nuevo y pavoroso rugido: el del neofascismo berlusconiano disfrazado de democracia que, haciendo sonar los atabales xenófobos y racistas, clamaba, una vez -otra vez- más contra los habituales perdedores de la Vieja Europa: los gitanos.


"Mis parientes fueron enterrados vivos en Gorazde (Yugoslavia) en 1940 y 1941. En Auschwitz nos gasearon. Y ahora tenemos miedo otra vez. Vivimos en Italia desde hace 40 años, y el Estado nunca ha hecho nada por nosotros. Están preparando leyes racistas" .-Hakia Husovic, gitano bosnio llegado a Italia en 1969.


Los incendiarios eslóganes de los políticos de turno transformáronse, en Nápoles, en llamas que prendieron en las pertenencias abandonadas de cinco campamentos de gitanos, diabólico y doloroso recuerdo de las cuatro desgraciadas criaturas que, meses atrás, perecieron en un incendio del que se responsabilizó el autoproclamado Grupo Armado para la Purificación Étnica.


Pureza étnica.
Gitanos impuros.
Gitanos sucios, ladrones, secuestradores, asesinos.
Gitanos prescindibles.
Gitanos exterminables.
Gitanos, gitanos.

(...)
Hiver, printemps, automne, été
nous sommes tous des réfugiés
sur cette terre qui est notre terre
qu’il faudra bien un jour partager


Avoir des droits, avoir un toit;
essayons un jour l’amour.
Le jour où chez nous tu seras chez toi.
Réfugié réfugié…
Nous sommes tous, tous, tous
des réfugiés.



¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

Una mirada... -

Un tema desgraciadamente actual en esta Vieja Europa que, por un lado, proclama la solidaridad y la interculturalidad y, por otro, cataloga a la persona "diferente", pobre, forastera...

Otro beso para ti, Joseca.

Joseca -

¡Qué alegría volver a leerte!

Lástima que sea para un tema como éste.

¿No tenéis la sensación de estar retrocediendo 60 años?

No aprendemos de la Historia, señor, no aprendemos.

Un beso a las dos.

Una mirada... -

Italia, España, países que tantos emigrantes han dado a Europa y América; emigrantes que, no en pocas ocasiones, han sido mirados con suspicacia, cuando no directamente discriminados...

Dicen que "no hay caballo más maldito que aquel que, de pobre, pasa a rico". O, quizás, la historia de prejuicios contra el pueblo gitano sea la excusa perfecta para alimentar los egos nacionalistas. Triste.
Triste. Muy triste.

(Otro abrazo para ti.)

algarabía -

¿Qué se puede decir de una Europa en clara deriva hacia los valores fascistas o condescendiente con los mismos? La Europa racista de la directiva de la vergüenza, de los fascistas a cara descubierta al timón de países y los socialdemócratas de cuarto oscuro aplicando su barniz "humanitario" a la inmundicia, sean las invasiones, las expulsiones de inmigrantes, la explotación de los mismos o la xenofobia.
La Europa que se escandalizaba de Haider jalea a Berlusconi. La vicepresidenta que recrimina su xenofobia a Berlusconi pertenece a un gobierno que se jacta de haber expulsado a más inmigrantes que el anterior y se apunta a firmar una directiva aberrante.
Imposible sustraerse al miedo y la indignación viendo lo que ha ocurrido en Nápoles y lo que estápor venir.
No hace mucho leía sobre el trato que recibe la comunidad gitana en Líbano, equiparable o aún peor que el de los refugiados palestinos en ese país. Es una historia que se repite allá donde están y que sigue siendo invisible, tan invisible como lo son los propios gitanos en la historia oficial del Holocausto.
Quizá te interese esta magnífica entrada de Quilombo sobre el tema: http://www.javierortiz.net/voz/samuel/dosta

Un abrazo inmenso (y contenta de poder leerte de nuevo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres