Blogia
Una mirada alrededor

Estampas navideñas desde la atalaya

visionesdesdelaatalaya

"The Cat Knows the Time": Jerry Hanzl


Desde la primera semana de diciembre ya se sabía que el diputado y su familia pasarían algunos días de las Navidades en la Casa de Turismo Rural. La noticia la dio la señora Presen, la dueña del invernadero, a la que telefonearon para reservar “la mejor mata de cardo” (sic) que tuviera. Cuando la señora Presen escuchó el apellido de su comunicante dedicó el siguiente cuarto de hora a lamentarse del daño que la helada había causado en su huerta. Nada. No le quedaba nada. Ni cardo ni escarola. Una lástima, sí. Una vez colgado el teléfono, siguió con el pesaje de los cardos -los mejores de la comarca, según la opinión general-, recibiendo encargos y haciendo la venta acostumbrada por esas fechas.


-Viene el diputado T.
-¿Quién?
-El que más empecinado está en la construcción del pantano.
-¿Ése? ¿Y a qué viene?
-A pasar las Navidades.
-¡Qué poca vergüenza!
-También tiene acciones en la empresa que nos está destrozando el prado para construir la urbanización.
-Que no le pase nada…
-¿Qué le va a pasar?
-No. Nada. De momento, Presen le ha dejado sin cardo.
-Lo comprará en la ciudad.
-Sí. Escuchimizado o de bote.
-Pues como salga de paseo y se pierda lo van a ir a buscar los de su partido.
-¿Por qué se va a perder?
-No sé… Hay gente que se pierde.


Hoy, al mediodía, el coche oficial del diputado ha reculado por la pista que lleva a la carretera comarcal. “Hemos disfrutado mucho estos días”, le ha dicho a la alcaldesa, que, en cambio, ha vivido en un continuo sobresalto el ocio navideño de su oponente político ante la nula hospitalidad -cuando no animadversión- mostrada por la mayoría de los habitantes del Barrio.


...apenas el dorondón había dejado paso a la leve calidez del Sol del invierno y el Barrio lucía como si de un día de fiesta se tratara, engalanados los balcones con pancartas coloristas y escarchadas que parecían saludar, sarcásticas, la lenta marcha del lujoso automóvil deslizándose sobre las placas de hielo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

6 comentarios

Una mirada... -

Tal vez se salga(n) con la suya, como decís Trini y Avería, pero, afortunadamente, el papeleo, las denuncias y las contradenuncias -además de las protestas y las luchas cotidianas- parecen aliarse contra los depredadores. Pasan los años -veinte en el caso que nos ocupa- y nadie da su brazo a torcer. Y lo que queda.
Buen Nuevo Año para ambas.

**********

Desgraciadamente, Froymario, se trata de hechos de triste actualidad: La permanente discrepancia entre quienes desprecian y destrozan entornos naturales y quienes luchan por la protección de esos mismos espacios.
Que el 2006 sea fructífero para ti.

**********

Mis mejores deseos para ti, Almena, en el recorrido por este recién comenzado año.

**********

Esperemos que, ante actuaciones como estas, la ciudadanía no iguale, en memoria, a los peces…
Gozoso 2006 para ti, Black.

Averia -

Yo opino como Trini, que al final se saldrá con la suya.
Feliz año, Mirada. :-)

Black -

Ya. Los políticos tienen la misma memoria que los peces. Por eso hacen lo que hacen, sin ningún arrepentimiento.

¡Feliz 2006!

almena -

mmm tengo unos días algo complicados... tengo que volver para leerte. En este momento, sólo desearte el mejor 2006. Que venga para ti lleno de ilusiones.
Un besazo!

Froy -

Pues resulta de nuevo incomprensible para mi, supongo que hablas de algún hecho de actualidad en tu país. De cualquier forma, muy Feliz Año 2006. Ya regresé de vacaciones...

Trini -

Y que vaya con Dios el hombre. Muy bien por la gente del pueblo, orgullo y raza si señor.
Lo que me temo es que el pez gordo ese al final se saldrá con la suya, espero que no pero...

Abrazos y feliz año,
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres