Blogia
Una mirada alrededor

Varekai

...y se alzarán voces

kwakman05

"Last Man": Jawek Kwakman


"Lo que está pasando en Italia con los gitanos, nos afecta a todos. No como gitanos; ni siquiera como demócratas o personas solidarias. Nos afecta sencillamente como seres humanos; pues es el verdadero alcance de la condición humana lo que, una vez más en la historia, se está poniendo a prueba. Sea la esclavitud de los negros, el extermino de los judíos o la persecución y acorralamiento de los pobres gitanos rumanos, la historia siempre es la misma: minorías indefensas que son avasalladas por las mayorías sociales cuyos instintos más primarios se manipulan por los que ostentan o pretenden ostentar el poder. Pero frente a esa cara más cruel del ser humano, frente a ese hoyo negro de la voluntad que es el fascismo y el racismo, se levantan las conciencias de otros muchos que se resisten a la barbarie y que nos reconcilian con nosotros mismos. Es una batalla entre el bien y el mal en su estado más puro, como lo fue la que se libró contra el nazismo en la II Guerra Mundial. No hay lugar para la neutralidad o la equidistancia. No hay excusas en las supuestas inadaptaciones sociales o los comportamientos conflictivos de determinados grupos de gitanos, porque siempre se usaron las mismas justificaciones para dar razones a la sinrazón. Son las acusaciones y las generalizaciones de siempre. Pero el mundo y los países no son solo de los extractos sociales acomodados o mayoritarios. También pertenecen a las minorías, a los pobres, a los que tienen otras costumbres, a los que andan por los caminos, a los que viven en la calle, a los que piden una limosna, a los que cantan por las esquinas, a los raros, a los que no son como la mayoría, a los que por no tener, no tienen ni la ambición de tener algo. Esos también son sujetos de derechos y deberían ser los más protegidos porque son los más necesitados. El corazón de una sociedad, si es que lo tiene, tendría que estar entre los cartones que cubren del frío a los mendigos, no debajo de las alfombras de los despachos de los banqueros y de los poderosos".
-Agustín Vega Cortés: "EL MAL ABSOLUTO"-

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Zigeuunerlager

thelostparadise

"The Lost Paradise": Michael P. Ammel


El 16 de mayo de 2008, Asociaciones Gitanas de toda Europa recordaban la Rebelión Romá en Auschwitz, en sentido homenaje a los más de 6000 gitanos que, sesenta y cuatro años atrás, se enfrentaron, con palos y piedras, a las SS en un desesperado -y frustrado- intento de vender caras sus vidas. La asonada de aquellos hambrientos y desharrapados seres humanos no les libró de la muerte unos días después, pero supuso la primera toma de conciencia colectiva, la primera renuncia a esa especie de sentimiento trágico que había ido acompañando a los gitanos europeos en su casi obligado nomadeo entre la incomprensión, las penurias y -tantas veces-, el horror.

A los reunidos en el actualmente silencioso campo del horror, en el lugar donde antaño estuvo situado el Zigeuunerlager -campo de gitanos-, les llegaba, no obstante, un nuevo y pavoroso rugido: el del neofascismo berlusconiano disfrazado de democracia que, haciendo sonar los atabales xenófobos y racistas, clamaba, una vez -otra vez- más contra los habituales perdedores de la Vieja Europa: los gitanos.


"Mis parientes fueron enterrados vivos en Gorazde (Yugoslavia) en 1940 y 1941. En Auschwitz nos gasearon. Y ahora tenemos miedo otra vez. Vivimos en Italia desde hace 40 años, y el Estado nunca ha hecho nada por nosotros. Están preparando leyes racistas" .-Hakia Husovic, gitano bosnio llegado a Italia en 1969.


Los incendiarios eslóganes de los políticos de turno transformáronse, en Nápoles, en llamas que prendieron en las pertenencias abandonadas de cinco campamentos de gitanos, diabólico y doloroso recuerdo de las cuatro desgraciadas criaturas que, meses atrás, perecieron en un incendio del que se responsabilizó el autoproclamado Grupo Armado para la Purificación Étnica.


Pureza étnica.
Gitanos impuros.
Gitanos sucios, ladrones, secuestradores, asesinos.
Gitanos prescindibles.
Gitanos exterminables.
Gitanos, gitanos.

(...)
Hiver, printemps, automne, été
nous sommes tous des réfugiés
sur cette terre qui est notre terre
qu’il faudra bien un jour partager


Avoir des droits, avoir un toit;
essayons un jour l’amour.
Le jour où chez nous tu seras chez toi.
Réfugié réfugié…
Nous sommes tous, tous, tous
des réfugiés.



...en Pays de Tziganie

cornelia_yoder

"Will o’ the Wisps": Cornelia Yoder


...y llevará el agua, en invisibles parihuelas, los pétalos nómadas que ornamentarán lo ríos en multicolor cinta imparable. Y habrá en cada flor un recuerdo, una historia, una desdicha, un trozo de paraíso. Y en cada vela una esperanza.

Nación sin territorio. Pays de Tziganie, en ninguna y en todas las partes.
-Ceremonia del Río, sobre las aguas del Alcanadre-


El 8 de abril de 1971, en el Primer Congreso del Pueblo Rom celebrado en Londres, gitanas y gitanos de todo el mundo, asambleariamente, sentaron las bases para la lucha por el reconocimiento del pueblo gitano más allá de prejuicios y estereotipos. Apelando a un tronco identitario común, independientemente de espacios y fronteras, se establecieron la bandera y el himno romá.

LA BANDERA GITANA:
La Bandera Gitana la componen una franja azul y otra verde con una rueda roja en el centro:
El color azul simboliza el cielo que ha ejercido de techo.
El color verde simboliza la hierba que, en tantas ocasiones, fue el lecho del pueblo romá,
La rueda es la misma que se halla en la bandera de la India, país originario del pueblo gitano. Su color, el rojo, simboliza la sangre derramada a lo largo de siglos de persecución.

EL HIMNO GITANO:
El Himno Internacional Gitano, compuesto por el romà yugoslavo Jarko Jovanovic es un homenaje, a las gitanas y gitanos víctimas del nazismo.


En el mes de febrero de 1979, las Naciones Unidas otorgaron al pueblo gitano el Estatuto de Pueblo Sin Territorio.

“Nadie vendrá a sacarnos del olvido. Nadie vendrá a redimirnos. Sólo en nuestras manos está el poder cambiar la visión que el mundo tiene de nosotros. Esa va a ser nuestra tarea para el presente y para el futuro. Ese es el camino. Emprendámoslo ya.”
-Barsaly H., participante en el I Congreso de Londres-.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Night Magic

Para Ana, Niña de Oroel, la Niña Gitana del Agua, que dibujó, sin saberlo, el símbolo de la rueda en la bandera de la amistad de su madre y mía.


fairy

Composición artística de Jo Goudie


¿A dónde van por el monte, los gitanos?
¿Dónde van los gitanos?
Los han expulsado del pueblo, de la villa...
¿Por qué razón?
Por ser gitanos. Porque tienen mala fama,
-dicen-.
¿Dónde van los gitanos?

Vestidos multicolores, las gitanas.
El ceño fruncido. Tensa la carne oscura
y apaleada por la discriminación del payo.
¿A dónde van y quiénes son los gitanos?
Pies con alas, pies danzantes...
¿Dónde van los gitanos?

Se han desatado los yugos, los gitanos.
Están cansados de vagar
por caminos polvorientos.
(¿Dónde van?)
¿Dónde van los gitanos...?
(Los veo pasar, desde mi ventana, cantando.)

¡Cómo silban las carretas al chocar con los guijarros...!
El camino se hace oscuro
y como piel de gitanos, en clarooscuro amanece...
Ya se distiinguen los campos...
¡Eh, águila! ¡Dímelo tú!
¿A dónde van los gitanos?

-Noche de San Juan: Cántico-

(…y en la noche mágica del pueblo gitano, celebraremos, Ana, el gozoso aprobado de tu Selectividad).

Al otro lado de la calle

Al otro lado de la calle

Día Mundial Contra el Racismo y la Xenofobia


Los seres humanos suelen alzar la vista y otear cientos -incluso miles- de kilómetros más allá de la perspectiva que les ofrece el horizonte. Se duelen de las cotidianas penurias que obstaculizan a otros seres humanos de diferentes etnias, culturas, creencias… Los rayos de solidaridad se elevan para desparramarse en los mundos sufridores allende las fronteras, dejando una estela multicolor que no ilumina suficientemente ese otro mundo en blanco, negro y gris que se levanta al otro lado de la calle de los sentimientos, donde la intolerancia se hace carne y el sustantivo gitano se transforma en hierro candente que marca desencuentros.

En las banderas antirracistas de la Europa Multiétnica no hay espacio para dibujar el símbolo de las gentes errabundas y libertarias, unidas, irremediablemente en la conciencia colectiva, al destello de las navajas, la flamencología y el vagabundeo delictivo.

No es, todavía, Emir Kusturica, el Tiempo de los Gitanos.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres