Blogia
Una mirada alrededor

El llanto de los sueños

En el año 2002 el Pleno del Ayuntamiento de Huesca debatió y aprobó la propuesta para iniciar los trámites que desembocaran en el hermanamiento de la capital altoaragonesa con la wilaya de Dajla, en los Campamentos de Refugiados Saharahuis de Tinduf. Con tal motivo se creó una comisión de Relaciones Institucionales para adecuar la propuesta a los protocolos legales que han de seguirse en estos casos.

Terminada la legislatura e iniciada la siguiente, el 13 de mayo de 2008 un miembro de la comisión se dirigió por escrito a la instancia superior para recabar la información precisa que agilizara el hermanamiento para el que se llevaba trabajando cerca de seis años. La respuesta de las autoridades españolas pertinentes llegó el día 26 de junio del año en curso; Ramón Zapatero, subdelegado del Gobierno, no dejaba lugar a dudas sobre la actitud del gobierno -y, por extensión, del PSOE- al respecto:

“Le participo que la Dirección General de Política Exterior para el Mediterráneo, Zagreb y Oriente Próximo manifiesta que la solidaridad con el pueblo saharahui en los campamentos de Tinduf puede enmarcarse en alguna de las múltiples formas de cooperación humanitaria que existen y evitar así posibles interpretaciones confusas o malentendidos sobre el posible alcance político del hermanamiento, especialmente si se tiene en cuenta que España no reconoce a la RASD como estado independiente”.


…España -el gobierno, el PSOE…- no reconoce a la RASD como estado independiente…
…interpretaciones confusas, malentendidos…

Programa electoral del PSOE, año 2008: España apoya las negociaciones entre Marruecos y el Frente Polisario bajo el auspicio de Naciones Unidas, con el fin de alcanzar para el conflicto del Sahara, en el marco del derecho internacional, una solución política justa, duradera, democrática y aceptable para todas las partes implicadas que permitan la autodeterminación del pueblo saharaui.


Postscriptum:

Nuestros implacables sueños
se fosilizan,
y se convierten en grabados
de cuevas de otras eras,
que unos buscan,
otros visitan,
estudian,
investigan,
mientras que nuestro alma
se destierra
y se despoja
impunemente de nuestros cadáveres.
Perdurará ese llanto de los
agredidos,
el largo sueño de nuestros muertos,
el silencio de los cómplices,
la paciencia del amigo,
la cordura de nuestros viejos,
la ferocidad de nuestro verdugo.
Cuando el mundo nos clama
de pacíficos,
cuando nuestros anhelos
son acribillados,
cuando postergan cada año
el sueño
que tenemos hecho ya de rocas,
cuando en el ruedo del mundo civilizado
nos contemplan malheridos.

¡Nuestros implacables sueños
se forjan!
¡Nuestros implacables sueños
se forjan!
-Bahia Mahmud Awah: "El llanto de los sueños"-

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

5 comentarios

Tio Antonio -

Esto no tiene ni pies ni cabeza. Me estoy acordando de aquella vez que un compañero de curso, miró la estatua del general S. Martín, aquí en Cádiz, y me dijo:

"¿Qué pintará esa estatua aquí? ¿Acaso San Martín, no colaboró a independizar a América de España? Siempre igual, los españoles, siempre tenemos que hacerle la pelota a los que nos incordiaron."

esperanza -

Siempre nos quedará la esperanza de saber que hay personas altruistas, que al margen de los políticos, llevadas por su buena conciencia, y aunque sea por un corto período de tiempo, intentan mitigar las carencias de unos pocos niños y los acogen en el seno familiar en los meses de verano. Algo es algo.
Y me viene a la mente la famosa frase del Cantar del Mío Cid, aunque tenga que actualizarla a los nuevos tiempos.
"Los españoles qué buenos vasallos si tuviéramos buenos señores"

Una mirada... -

La actitud de los gobiernos de la democrática España con el pueblo saharahui produciría sonrojo si no fuera porque la capacidad para avergonzarse de los gobernantes es nula.
Afortunadamente, la actitud indiferente -cuando no manifiestamente contraria- de los políticos está contrarrestada por los movimientos ciudadanos que se han posicionado, desde siempre, junto a quienes resisten, luchan y sueñan en los campamentos del desierto o en las ciudades ocupadas por Marruecos.

No dejas de tener razón, Trini, pero resulta acongojante que los sucesivos incumplimientos mantengan abierta la dolorosa herida de un pueblo -el saharahui- que sólo ansía vivir en paz en su propio país.

Al parecer, Esperanza, lo que se teme es tener que reconocer la existencia de un territorio-nación; así, en el “mientras tanto” se pueden seguir esquilmando los caladeros y mantener armoniosas relaciones con Marruecos.

Un placer, Trini y Esperanza.

esperanza -

Una simple y absurda duda:
¿desde cuándo el hermanamiento de ciudades es considerado o se puede considerar o intentan consideralo como un acto político? ¿ o estoy equivocada?

Trini -

Hace tiempo, creo que desde que rompieron mis ideales, allá la primera vez que voté, que no creo ni una palabra de las que s epronuncian en épocas electorales, así mi decepción, luego, es menor, siendo esta grande siempre...
En fin, que con un gobierno u otro, los que tienen la sde eprder las seguiran teniendo, por mucho que se disfracen los coceptos.
Espero que encuentren una solución, la mejor, para lo del hermanamiento.

Un abrazo
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres