Blogia
Una mirada alrededor

En el nombre de Dios

careerist

"Careerist": Tomasz Rybak


Pepe Royo

"En el Nombre de Dios, el Misericordioso --clamó el imam--, es llegada la hora de la venganza contra el infiel. El Islam, con la ayuda de Dios, derrotará a quienes profanan la Tierra Santa, exterminan a nuestros hombres y humillan a nuestras mujeres. No combatiréis contra sus poderosas máquinas guerreras ni contra sus fieros soldados, sino que iréis a matarlos en sus casas. Partid hacia la muerte, en el Nombre de Dios, que El os recompensará en el Paraíso con decenas de vírgenes y cuantas delicias imaginéis. En cuanto a mí, ya me dais envidia, ya, pero debo quedarme en la mezquita, orientando a los hermanos y reclutando nuevas bombas humanas. Nos vemos en el Paraíso, esperadme allí."

"En el Nombre de Cristo --clamó el Papa antes de la Cruzada--, es llegada la hora de la venganza contra el infiel que mancilla los Santos Lugares y esclaviza a nuestros hermanos. Id a liberarles y recobrad las Sagradas Piedras en el Nombre de la Cruz. Matad en sus casas a cuantos herejes halléis y, si tenéis alguna duda, pensad que Dios reconocerá a los suyos. Y sabed que a aquéllos que mueran en el intento, Dios les perdonará sus pecados y les otorgará el Paraíso eterno. En cuanto a mí, ya me dais envidia, ya, pero debo quedarme en mis palacios, firmando bulas y velando por la pureza de la fe. Nos vemos en el Paraíso, esperadme allí."

Hoy día no hay un Papa con pitera para venir a soltarnos ese rollo. Les hemos cogido el truco. ¿Cuánto tardarán ellos en coger el del imam?


Mientras tanto, los dioses -désele a cada uno el nombre que más placer o aborrecimiento produzca- siguen en eterno mutis por los remotos paraísos que nuestros ancestros les diseñaron.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

11 comentarios

mastropiero11 -

¿A qué libro te refieres, Diego?

diego -

de cólico de espinacas no ha muerto ningún Papa, como decia áquel; pero yo no quiero probar ninguna de esas pamplinas que me traen: ni acelgas, ni tronchos, ni judias verdes, ni cristo que las fundó.Ya que esto se acaba sin remision,¡rediós!, lo que me apetece es una buena tajada de lomo. haber si me podeis confirmar que este parrafo es de este libro si lo teneis mirarlo por favor. garcias

sha de parreira -

Pero no es en el nombre de Dios. Dios es el fin que justifica el medio (en este caso, el método). Y el ser humano suele necesitar un fin (a veces, dios) para seguir su su vida (su método, su medio). Creo que he bebido demasiada cazalla esta mañana. ¡Hics!

Trini -

Es curioso como muchas de las mayores atrocidades contra la humanidad se han llevado a cabo en nombre de Dios, cada cual el que le convenia.

Odio los fanatismos religiosos o politicos, vengan de la sección que vengan. Un asco tener que vivir con ellos.

Un abrazo

Una mirada... -

Cuando las creencias se institucionalizan la libertad personal queda en entredicho; puedo entender que las personas crean en un dios, Avería, pero no que pretendan imponerlo al resto.

Pues fíjate, Almena, que algún estamento ordena “no tomar el nombre de Dios en vano”… Curioso.

Efectivamente, Felipe; además de tener la exclusiva en la interpretación de los pensamientos y deseos divinos.
(Gracias por “arriesgarte” a pasear por esta zona. Regresa cuando gustes).

Sí, amiga Algarabía, pero el Papa Benito -como su antecesor- se cuidan muy mucho de mantener el viejo discurso de las Cruzadas… De hecho, la clientela se les desperdiga y se han visto obligados a convertir las tradicionales procesiones en “viacrucis pancarteril”…

Gracias, compañeras/compañeros por intervenir.
Un abrazo.

P.S.- Gracias también a ti, Anónimo.

algarabia -

Sólo discrepo en una cosa. Hoy día sí hay un papa con pitera que siga repitiendo el mismo discurso.

"El mejor antídoto contra el totalitarismo político es el totalitarismo eclesial", Benedicto XVI -Ratzinger Z

Un placer leerte.

Felipe -

los fundamentalismos se nutren en la misma raíz: la verdad como algo absoluto.Y que mejor verdad que Dios...

Felipe -

he paseado por tu bitácora esta tarde, ha sido un grato encuentro con los textos que traes ocon tus textos. volveré

Anónimo -

Metiéndote con la Iglesia Católica, para variar.

almena -

En el nombre de Dios se han cometido ¿no he usado mal el tiempo verbal? siempre grandes atrocidades.
La paradoja es esa, que el fanático nunca advierte el "enorme sacrificio" de quien le envía a las cruzadas. El pobre, tiene excesivo trabajo para poder "gozar" de ese privilegio.
Un beso

Averia -

Muy bueno el texto sobre todo la parte final de cada uno cuando dice "ya me dáis envidia ya, pero yo tengo que quedarme aquí..." Así es en realidad, lo que no puedo entender es como hay gente que se cree todas esas cosas de dios y esa palabrería que le espera en otra vida un paraíso.
Las religiones, todas, son uno de los mayores males de la humanidad, en mi opinión.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres