Blogia
Una mirada alrededor

Artículo de Miguel-Anxo Murado

Artículo de Miguel-Anxo Murado

"Sharansky, Bush, Aznar"


ASÍ QUE el nuevo libro de cabecera del presidente Bush es The Case for Democracy de Natan Sharansky, libro que le habría recomendado José María Aznar, según confesión propia (de Aznar). Lo digo con orgullo, porque ya que los ex-presidentes siguen cobrando toda la vida su sueldo es consecuente que sigamos considerando todos sus logros como nuestros. Y qué mayor logro que éste de recomendar lecturas al hombre más poderoso del mundo.

En fin: Sharansky, Sharansky ¿Por fin ha escrito otro libro?. Me alegro, porque aquel Sharansky que escribió Fear no Evil (No temas ningún mal) , aquel disidente judío ruso que lo terminó y que vivía entre la clandestinidad y las prisiones y las torturas soviéticas, poco tenía ya que ver con este Sharansky de ahora, ministro israelí para Jerusalén, dirigente de la derecha medio demagógica, defensor de la ocupación. Así que hace bien en escribir otro libro que refleje su nuevo ser y su nuevo pensar.

También hace bien Bush en leerse otro libro. Porque si creo que éste es el segundo libro de Sharansky como autor, tengo la sospecha de que debe de ser también el segundo de Bush como lector. A menos que sea directamente el primero, porque Bush no parece particularmente leído. Y no es que haya que serlo para ser presidente, ni de Estados Unidos ni de ningún sitio. Ya han pasado a la Historia los tiempos en que se llegaba al poder leyendo libros, como por ejemplo los Medici, que llegaron al poder leyendo El príncipe de Maquiavelo (es un decir).

Igual que Bush no es Lorenzo de Medicis, Sharansky no es Maquiavelo tampoco y su libro no va más allá de proponer lo que el llama la «prueba de la plaza mayor», que consiste en lo siguiente: si uno no puede ponerse en el centro de la plaza mayor y decir lo que le apetece, el país donde esto ocurre debe ser aislado y castigado con sanciones. Me acordé de Zion Square, la plaza mayor del Jerusalén israelí de Sharansky, donde vi detener a tanta gente, no ya por lo que decían, sino a veces sin que llegasen siquiera a decir nada, simplemente por ser o no ser, como diría Shakespeare: por ser palestinos o no ser israelíes.

Pero, en fin, el libro tendrá otros méritos, sin duda. Porque lo que me niego a creer es que Aznar le haya recomendado un libro malo a Bush. Como mucho, y considerando que el libro no se ha publicado todavía en castellano, puedo aceptar que Aznar, leyéndolo en inglés, no lo haya entendido del todo.



Aznar, como siempre, subiendo un peldaño más de la Escalinata del New Order, con el gurú neocon Sharansky -el mismo que considera a Ariel Sharon excesivamente "blando"- entre sus admirados prohombres. Eso o...efectivamente, su inglés no ha mejorado pese a sus estancias académicas en Georgetown.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Sands -

A mí me pica la curiosidad por saber qué otro lbro leyó Bush antes que éste, ¿el que escribió Aznar? ¿la biblia en verso?
Saludines, gato siamés.

Anónimo -

JUAASSSSSSSSSSSSSSSSSSSS
EL ANSAR RECOMENDANDO UN LIBRO DEL CACHO RACISTA ESE. QUE VAYA COMPRANNDOSE LIBROS PARA CUANDO ACABE EN EL TPI, QUE YA TARDA.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres